1st ATW, Nov. 5-7, 1980, Sussex, England

2nd ATW, Jan. 16-20, 1984, Solvang, California, USA

3rd ATW, Feb. 22-24, 1987, Newport Beach, California, USA

4th ATW, May 21-24, 1989, Newport Beach, California, USA

5th ATW, May 17-20, 1992, Newport Beach, California, USA

6th ATW, Mar. 22-25, 1994, Birmingham, England

7th ATW, Nov. 22-24, 1997, Clermont-Ferrand, France

8th ATW, Feb. 14-17, 1999, Las Vegas, Nevada, USA

9th ATW, Sept. 10-14, 2003, Fraser Island, Queensland, Australia

10th ATW, Jun. 8-11, 2005, Belgirate, Lago Maggiore, Italy

11th ATW, Sept. 8-12, 2006, Banff, Alberta, Canada

12th ATW, Apr. 22-26, 2008, Kyoto, Japan

13th ATW, Apr. 11-14, 2010, Redondo Beach, California, USA

14th ATW, Feb. 7-11, 2012, Delhi, India

15th ATW, Jul. 28-31, 2013, Birmingham, UK

16th ATW, Oct. 11-14, 2015, Beijing, China

17th ATW, Mar. 20-24, 2017, Milan, Italy

18th ATW, 2019, Houston, USA

Thomas O. Crawford

La neurología de la ataxia telangiectasia

La neurología de A-T es increíblemente complicada. Los afectados por la enfermedad, los miembros de las familias, los terapeutas, y los neurólogos obtienen hallazgos desconcertantes. Todos nosotros nos hemos preguntado, "Si eso no es posible, ¿cómo es que posible?" Porque la afectación neurológica en la A-T es grande y variada, y porque muchas partes del cerebro funcionan con bastante normalidad, los individuos con A-T y sus familias formas de eludir los impedimentos. Esto es un proceso progresivo que ocurre de forma nautural e inconscientemente, pero también es la base para el desarrollo de terapias más efectivas. Lo que sigue es una discusión de los deterioros más importantes y distintivos en A-T.

La ataxia se refiere a una pérdida de coordinación motriz. Los neurólogos utilizan la palabra ataxia para describir una clase específica de la torpeza que surge del daño a los nervios sensoriales, la parte de la espalda de la médula espinal, o del cerebelo, la parte del cerebro que controla el movimiento. La ataxia puede resultar de muchas formas diferentes enfermedad, incluyendo toxinas (por ejemplo. enfermedades de los nervios sensoriales periféricos, y de un gran número de enfermedades raras y hereditarias.

La ataxia de A-T tiene muchas características que sugieren que hay un problema con el cerebelo. Al principio de la década de los 60, Boder y Sedgwick encontraron que pacientes con A-T presentaban anormalidades visibles del cerebelo tras realizar la autopsia. Por estas observaciones, ellos dieron nombre a la enfermedad después de pensar sobre cuales eran sus las características más prominentes. El nombre de A-T ha probado ser una denominación útil para médicos, pero también puede ser responsable de alguna malentendido sobre la enfermedad. Mientras muchas de las anormalidades neurológicas se deben al daño cerebelar, otros problemas pueden estar causados por el daño a otras áreas del cerebro.

 La ataxia es una pérdida de la coordinación motriz. 


Algunos aspectos preliminares: Neuroanatomía

El cerebro es la porción del sistema nervioso central que está dentro del cráneo. Está constituido por tres grandes divisiones -los dos hemisferios cerebrales, el cerebelo y el bulbo raquídeo.

Los hemisferios cerebrales constituyen la parte más grande del cerebro en humanos. La corteza es la superficie arrugada de los hemisferios. Aquí es donde pensamos, y donde sucede el procesamiento final de las sensaciones periféricas (por ejemplo. la visión, oído, el tacto) y parte del control del movimiento (especialmente los de la cara y manos). Con una localización profunda en el centro de los hemisferios se encuentran los ganglios basales, un grupo de estructuras que ayudan en el control del movimiento especialmente en su primera etapa. Enfermedades muy conocidas de los ganglios basales incluyen a la enfermedad de Parkinson y a la enfermedad de Huntington. Las anormalidades en los ganglios basales a menudo producen problemas con el control del tono muscular y de los movimientos de un modo que los neurólogos denominan “extrapiramidal”. Estos tonifican y los problemas del movimiento incluyen rigidez de los miembros, movimientos anormales adicionales y temblor (una sacudida involuntaria regular de parte de un miembro o del cuerpo).

El bulbo raquídeo es una estructura mucho más pequeña que conecta los hemisferios al cuerpo. Es muy importante porque es donde se controlan muchas funciones automáticas. Estas incluyen el respirar de forma inconsciente, el ajuste de ritmo del corazón, el control del sueño y el estado de vigilia, y de varios reflejos como al tragar o al ser amordazados, la tos, el equilibrio o el control final de los movimientos oculares.

El cerebelo es la estructura que se sitúa sobre la parte trasera del bulbo raquídeo. Sabemos menos acerca de las funciones específicas del cerebelo que lo que sabemos sobre el bulbo raquídeo y los hemisferios cerebrales. Sin embargo, sabemos que el cerebelo es importante en aprender y realizar con seguridad movimientos repetitivos hábiles tales como tirar una pelota o completar el aprendizaje de un paso de baile. Más recientemente ha sido evidenciado el papel que el cerebelo tiene en el sostenimiento de una gran variedad de tareas no verbales y aprendizaje inconscientes, como por ejemplo a parpadear en respuesta a un sonido cuando ese sonido se asocia con un soplo de aire al ojo. El daño al cerebelo ocasiona la "ataxia del cerebelar" que eso se caracteriza por varios rasgos distintivos. Un ejemplo bien conocido de la ataxia de cerebelar son las anormalidades en el habla, el equilibrio y el movimiento que suceden en el estado de intoxicación alcohólica o embriaguez.

 El cerebro presenta tres grandes divisiones:
  • Dos hemisferios cerebrales
  • El cerebelo
  • El bulbo raquídeo

Cuadro de texto: Fig 4.1A: El sistema nervioso se hace del cerebro, la médula espinal y los nervios que se extienden a cada parte del cuerpo.

Cuadro de texto: Fig 4.1B: El cerebro se hace de 3 divisiones grandes -- dos hemisferios cerebrales, el cerebelo y el brainstem.

Aspectos Generales sobre la Neurología de la A-T

A-T es semejante y a la vez diferente de otros desórdenes que implican al cerebelo. A-T y las enfermedades clásicas cerebelosas comparten la característica común del control anormal del movimiento coordinado. De algún modo, sin embargo, los pacientes con A-T parecen haber preservado relativamente bien las funciones cerebelares, por lo menos durante la primera década o más. Al mismo tiempo, hay anormalidades prominentes del movimiento de ojo, la postura, la marcha, el movimiento y el habla que son diferentes de los vistos en el daño cerebelar puro. Se revisará cada una de estas características.

 Las partes del sistema nervioso no afectado por A-T son :
  • Audición
  • Sentido de tiempo, lugar y el propósito
  • Habilidad de comprender las interacciones sociales
  • Visión (pero no movimientos oculares) 

Es importante indicar que la A-T no afecta a la totalidad del cerebro. Algunas áreas del cerebro son especialmente vulnerables en A-T, pero otras áreas funcionan normalmente por décadas en la mayoría o en la totalidad de los pacientes. Algunos de los sistemas cerebrales que muestran ser especialmente resistentes al daño incluye las etapas tempranas de la visión en la retina y el cerebro; audición a todos los niveles de procesamiento; el equilibrio (diferente al postural que se describirá más); la fase final de los movimientos oculares (descrito más abajo); y en muchos pacientes, las funciones corticales que permiten la comprensión de las interacciones sociales y la orientación temporal, de situación y propósito. Este deterioro selectivo del cerebro desconcierta porque la proteína de ATM se produce en todas células de cerebro. Una comprensión de por qué la pérdida de ATM es crítica a la función normal en algunas áreas pero no en todas nos pueden ayudar a entender cómo la pérdida de ATM daña el cerebro. Esta comprensión puede conducir en cambio a desarrollar tratamientos que aminoraren el daño.

 Algunas áreas del cerebro son especialmente vulnerables en A-T, pero otras áreas funcionan normalmente. 

Otra característica importante de la A-T es que pacientes individuales difieren en la severidad de los distintos deterioros neurológicos. Mientras la naturaleza de cada deterioro es a menudo bastante característica (discutido más abajo), los niños difieren entre si en cuánto a cada deterioro para una misma edad. La figura ilustra las diferentes "formas" del deterioro neurológico en siete pacientes con A-T que son de aproximadamente la misma edad. Por ejemplo, un niño puede tener problemas severos con al tragar el alimento mientras que otros pueden tener un menor deterioro al caminar. Otro niño puede tener una dificultad notable con el control de cabeza, mientras que un tercero puede tener el deterioro más grande en el caminar. A pesar de esta variabilidad general entre diferentes niños, cuándo los hermanos tienen A-T, los perfiles de sus deterioros neurológicos tienden a presentarse en una forma similar.

Áreas específicas de afectación

Postura, marcha, tono y movimiento

Los niños con A-T a menudo adoptan posturas excepcionales con la cabeza o con el tronco. La cabeza oscila lateralmente, o de delantero hacia atrás, y permaneciendo en esta posición hasta medio minuto antes de que sea corregida, a menudo a una posición diferente de la posición central. La misma anormalidad postural se puede ver con el tronco cuando en una posición que se sienta. Aquí el límite está en el margen de la estabilidad, como armamentos y piernas se extienden en el lado opuesto para evitar derribar sobre. ¡Un padre describió, "Para un niño con la ataxia, él tiene el mejor equilibrio!" Algunos niños con A-T nunca desarrolla esta postura, sin embargo cuando es presente, ocurre sólo en niños más jóvenes. Por contraste, niños más viejos y adultos jóvenes han aumentado el tono o rigidez del tronco y el cuello. No es claro si este problema excepcional de postural desaparece porque mejora, o porque es reemplazado por el aumento en el tono de truncal.

 Pacientes de A-T de edad similar difieren en la severidad del los deterioro neurológico. 
 Fig. 4.2

Una de las características que se distingue A-T de la ataxia de Friedreich (la ataxia más común genética de niños) es la habilidad de saber donde el miembro y tronco se localizan en el espacio sin los mirar. En etapas tempranas de esa enfermedad, los niños con la ataxia de Friedreich son a menudo capaces de pararse directamente "en la atención" sin el movimiento. Una vez que sus ojos cierran, sin embargo, ellos oscilan y pierden el equilibrio. Esto es bastante diferente de niños con A-T que a menudo se "tambalea" de sus días más tempranos de la posición pero no llega a ser más inestable cuando sus ojos cierran. Friedreich es un desorden de los nervios periféricos que lleva a la pérdida de proprioception (la habilidad de sentirse donde un miembro se localiza en el espacio) así como un desorden del cerebelo. Hasta que relativamente tarde en la enfermedad, proprioception sea bueno en individuos con A-T.

Los andares en A-T es a menudo distintivo. Los niños andan típicamente con pies cierra de manera impropia uno al otro y ellos tienden a cruzar los pies. Ellos a menudo prefieren andar rápidamente o para correr, y para poder andar a veces al inclinarse delantero sobre los dedos. Es muy curioso que la inestabilidad más grande es al pararse o andando muy lentamente. Con la velocidad creciente, los andares llegan a ser más regulares y a menudo más seguros. Por supuesto, la ventaja de la estabilidad creciente con la velocidad es equilibrada por las consecuencias crecientes del error. Una caída de una posición parada es generalmente inocua, mientras una caída mientras correr es más probable de doler. Los niños con A-T hace constantemente strategize acerca de andar, resolviendo el mejor arreglo entre el riesgo (el dolor de caer mientras andar rápidamente o corriendo) y el sentimiento más grande de la inestabilidad al andar lentamente.

Hay otras características de andares que se distingue A-T de otros desórdenes de cerebellar. Generalmente con disfunción de cerebellar, los individuos compensan ensanchando su postura para mantener la estabilidad (de ahí la instrucción de policía para pararse y pisar una línea al probar para la embriaguez). A pesar de la sensatez de esta estrategia, los individuos con A-T parece no ser capaz de ensanchar su postura ni los andares. De hecho, en A-T el error de andares más frecuente es la estrechez excesiva de las piernas (adduction), lo dirigiendo a un pie que agarra en la otra pierna mientras columpios al próximo paso, o a colocar el pie hasta ahora sobre la línea de medio que el niño tropieza al exterior del paso.

 PRINCIPALES DAÑOS NEUROLOGICOS EN A-T

  • Marcha tambaleante (la ataxia)
  • Oscilación en cabeza y tronco
  • Movimientos involuntarios en las extremidades (temblor, corea)
  • Movimientos oculares anormales (apraxia oculomotora)
  • Problemas en la pronunciación y volumen de la voz (disartria)
  • Dificultad al masticar y tragar (disfagia) 

Individuos con A-T y ésos con otros desórdenes de cerebellar difieren en el tono de músculo. El tono es la palabra dada a describir la cantidad de rigidez en un músculo cuando no es activado para mover determinadamente. Se valora parado, durante la activación de otros músculos en el cuerpo, o durante movimientos automáticos tales como andando. Muchos desórdenes de la causa del cerebelo disminuyeron el tono. Por ejemplo, si ha habido el daño físico al cerebelo, una pierna pendiente al sentarse en un asiento alto columpiará de aquí para allá excesivamente una vez conjunto en el movimiento. Por contraste, los individuos con A-T tiene generalmente el tono normal o aumentado. Este aumento es de un tipo llamó rigidez por neurólogos. La rigidez a menudo se ve en la cabeza y el tronco de niños más viejos y adultos jóvenes con A-T. A menudo puede ser aumentado por la activación, por ejemplo requiriendo el esfuerzo mental arduo en un problema, o al concentrar en un movimiento difícil en el brazo del contrario o la pierna.

Los movimientos extra de los miembros donde no movimiento se piensa se llaman los movimientos adventicios. Estos están entre los movimientos más difíciles de clasificar,

 Una de las características que diferencia a la A-T de la ataxia de Friederich es la habilidad de saber localizar tronco y extremidades en el espacio sin mirar.

como ellos pueden diferir entre personas con la misma enfermedad o variar en la misma persona con una enfermedad en tiempos diferentes. Muchos de los movimientos en A-T, que ocurre o parado o con alguna activación tal como teniendo los armamentos hacia adelante y extendido, puede ser considerado una forma de chorea (los movimientos involuntarios, repentinos e irregulares) o athetosis (la constante, afloja los movimientos involuntarios que retuercen). La mayoría de los niños con A-T tiene en el mínimo un caso del "personas inquietas," con movimientos pequeños e irregulares de las manos y pies al tratar de mentir todavía. Los movimientos extra de las manos mientras sentar llega a ser calladamente más obvio en la niñez posterior. En pacientes más viejos, algunos movimientos extra de los miembros o el tronco pueden llegar a ser la característica más molestando de A-T, porque ellos son aumentados por la intención para hacer algo. La tarea destinada es a menudo bastante específica, tal como tratando de traer una cuchara a la boca o escribiendo con (pero no teniendo apenas) una pluma. Estos movimientos anormales se llaman un "temblor de la intención" si rítmico o "myoclonus de intención" si implica un tirón imprevisible irregular. A veces, los movimientos extra pueden ser tan marcó que ellos hacen los movimientos hábiles imposibles.

Los movimientos del ojo

(Ve el Capítulo 9 para la discusión de la visión y el ojo él mismo, enfocando del lente, y del movimiento de los ojos para mirar juntos un muy cerca de objeto.)

Sedgwick y Boder, describieron un "la peculiaridad de movimientos de ojo" como uno de los rasgos característicos diagnósticos de A-T. Los neurólogos estudian con cuidado los movimientos de ojo, porque los circuitos para los tres sistemas principales del control se saben bien y son localizados en muchos lugares importantes en el cerebro. Es a menudo posible hacer las conclusiones acerca de problemas diferentes en el cerebro de analizar los movimientos de ojo. (Los poetas llaman el ojo un "ventana en el alma," pero los neurólogos más prosaicos piensan en movimientos de ojo como un "ventana al cerebro.")

 Movimientos anormales de las manos mientras sentar llega a ser calladamente más obvio en la niñez posterior. 

Hay tres sistemas neurológicos diferentes que controlan el movimiento horizontal de los ojos. Dos de éstos se encienden y lejos, basculó de un sistema a otro, por nuestra atención a lo que vemos. El tercero es activo todo el tiempo, controlado por el órgano del equilibrio en la oreja. Los tres sistemas afectan una conmutación central central para movimientos laterales de ojo en el brainstem. Este centro coordina el control sobre las neuronas que señalan los músculos

individuales del movimiento de ojo.

 Sedgwick y Boder, descrito "la peculiaridad de movimientos de ojo" como uno de los rasgos característicos diagnósticos de A-T. 
  • Saccades: El primer sistema que es controlado por nuestra atención visual dirige los movimientos de ojo conocidos como saccades. Saccades es el salto rápido de ojos de un

objetivo visual a otro. Cuándo nosotros escogemos mirar algo nuevo, cambiando nuestra atención de un objeto a otro, el cambio en nuestra atención maneja un saccade que cambia los ojos al nuevo objeto. Cada saccade tiene tres características que se pueden medir precisamente (y nosotros no podemos cambiar éstos pensando acerca de ellos). Primero, hay un amout fijo de tiempo entre el cambio de la atención y el cambio de nuestros ojos. El segundo, la certeza del cambio de ojo se controla. En circunstancias normales, los ojos saltan al nuevo objetivo bastante bien. Si el cambio es demasiado corto, undershooting el objetivo, el saccade se dice ser hypometric; si el ojo salta pasado el nuevo objeto, el saccade es hypermetric. Finalmente, una vez que el saccade ha empezado, la velocidad del movimiento de ojo es muy coherente.

 Fig. 4,3: El control de movimientos de ojo es un proceso complejo que implica varias áreas del cerebro y el órgano del equilibrio en la oreja. 
  • El Persecución: El otro sistema que es controlado por nuestra atención visual es el persecución. Mientras miramos un objeto, si mueve un poco, nuestros ojos rastrearán automáticamente el movimiento del objeto con un cambio correspondiente de la posición de ojo. El persecución se alambra duramente. Podemos controlar nuestra atención, pero una vez que nosotros pensamos que un objeto es la cosa más interesante mirar, nosotros no podemos suprimir el persecución. Si el sistema del persecución se daña, los ojos se atrasarán un objetivo móvil. Si interesa todavía, nosotros entonces alcanzaremos al objetivo que utiliza el sistema de saccade. En ese caso, los ojos "rastrean" un objetivo móvil no por el movimiento liso de persecución, pero por saltos cortos rápidos a donde el objetivo ha cambiado. Esto sucederá también en individuos normales si el sistema del persecución se cierra parcialmente a causa de la atención incompleta.
  • VOR: El tercer sistema, llamó el VOR (para el Reflejo Vestibulo-Ocular) es activo todo el tiempo que estamos despiertos, aún en la oscuridad. Recibe las señales del órgano del equilibrio en las orejas para ajustar los ojos para cualquier movimiento de cabeza. Con la rotación de cabeza que las orejas mandan una señal a la conmutación central central para movimientos laterales de ojo para mantener los ojos posicionados sobre el objetivo original.

La mayor parte del tiempo nosotros miramos una cosa, y el sistema del persecución mantiene activamente la posición de ojo en el objeto de nuestra atención. Una vez que la atención ha cambiado, el sistema del persecución es cambiado al sistema del saccade, y los ojos vuelan al nuevo objetivo de nuestra atención. El sistema del persecución entonces prende otra vez para mantener la posición de ojo dirigida al nuevo objeto mientras lo se queda interesar. Todo el tiempo que estos dos sistemas cambian de aquí para allá, el VOR es al fondo, ajustando la posición de ojo para responder al movimiento de la cabeza en la relación al objetivo visual.

Generalmente, cuándo cambios de atención de un lugar a otras, personas normales girarán la cabeza al nuevo lugar de la atención. Por ejemplo, con un cambio de la atención del derecho a la izquierda, la cabeza cambiará también la posición del derecho a la izquierda. Un conjunto complejo de los ajustes que implica el saccade y el VOR lo hace posible para los ojos para cambiar correctamente dado el movimiento de la cabeza. En este ejemplo, el cerebro programará un saccade para cambiar los ojos del derecho a la izquierda, medido correctamente para la distancia al nuevo objetivo. Al mismo tiempo, sin embargo, con el cambio de la cabeza del derecho a la izquierda, el VOR resta de que cambia la cantidad correcta para que los ojos no se pasen de la raya el nuevo objetivo. Si la cabeza cambia completamente, el resultado es que no hay movimiento del ojo – el ojo permanece en el centro de la órbita y los cambios de cabeza al nuevo objetivo. Hay un equilibrio perfecto entre las fuerzas de saccade del derecho a la izquierda y las fuerzas de VOR de la izquierda al derecho.

Los individuos con A-T desarrolla generalmente los problemas con saccades y persecuciones. El sistema de VOR, y los centros motrices, finales y verdaderos que agregan y 4-8 restan las señales del saccade, el persecución y VOR, se quedan normal. La La combinación de la clase específica del problema de saccade, el persecución dañado y el VOR normal causan el "apraxia de oculomotor" que eso se ve a menudo en A-T. La combinación de la clase específica del problema de saccade, el persecución dañado, y el VOR normal causan el "la peculiaridad de movimientos de ojo"

(llamó a veces oculomotor apraxia) eso se ve a menudo en A-T.

En A-T, saccades es anormal en el estado latente, para que tome más tiempo para el saccade para empezar después que la atención ha cambiado a un nuevo objeto. Saccades tiende a ser también hypometric, o más pequeño que necesario para alcanzar el objetivo. A menudo un segundo, el tercero o cuarto saccade son necesarios para cambiar los ojos completamente al objetivo. Cuándo el saccade que maneja el ojo se daña, el equilibrio anormal del saccade contra el VOR se hace patente. En el encima del ejemplo, con un cambio de la atención del derecho a la izquierda, el tiempo aumentado para empezar un saccade causa que los ojos sean dejados atrás como el VOR normal maneja los ojos para compensar a la derecha el cambio de la cabeza a la izquierda. Sólo después que un segundo hace los ojos empiezan su saccade al nuevo objeto, que es ahora delante de la cara a causa del cambio rápido de cabeza. Los ojos pueden requerir varios saccades de hypometric a finalmente ser capaz de cifrarse en el nuevo objetivo de la atención visual. Los individuos con A-T tiene también los problemas con movimientos de persecución. Cuándo un objeto mueve a un lado, ellos a menudo tienen que utilizar el sistema de saccade (con todos los problemas que trae consigo) mantener los ojos en o cerca al objetivo. Hay también un problema en el equilibrio entre el sistema dañado del persecución y el VOR normal. Esto es más difícil de ver cuando mirando a un niño con A-T en la vida cotidiana, pero es uno de las características temprano anormales en los movimientos de ojo observados por un neurólogo entrenado. Cuando la cabeza rastrea un lentamente móvil se opone, dice un perro que anda del derecho a la izquierda, los ojos se dejarán atrás aunque la cabeza mueva exactamente con el objetivo.

La cara, la voz y tragando

Semejante a los otros deterioros neurológicos de A-T, los problemas con los músculos de la cara y bulbar (el término para los músculos de la boca y la garganta) son variable entre individuos pero bastante distintivo en el carácter.

Cuando oyentes pacientes dan a una persona con A-T la oportunidad de hablar, el discurso es a menudo más fácil de entender que quizás sea esperado. 

Los neurólogos se distinguen entre discurso e idioma, porque los problemas de cerebro pueden afectar cualquiera uno bastante diferentemente. Los problemas del cerebro que perturban el idioma en maneras específicas se llaman afasia. Una persona con afasia tendrá comprender de dificultad, procesamiento o idioma normal parlante pero tendrá la habilidad normal para producir todos los sonidos que pronuncian discurso. Por contraste, la dificultad con la producción verdadera de discurso se llama dysarthria. Aunque esto pueda ser a veces bastante difícil de determinar, la evidencia disponible sugiere totalmente que ese tanto de la dificultad con comunicación en A-T es una forma de dysarthria. Los niños con A-T puede articular generalmente muchos de los sonidos básicos de discurso. Ellos tienen el problema, sin embargo, combinando los sonidos para formar rápidamente palabras y oraciones. Con el tiempo, o en muchos casos del tiempo de palabras más tempranas, los niños con A-T habla en una manera distintivo. Las oraciones son cortas, la voz es suave, y hay una demora en la iniciación de discurso. Cuándo oyentes de paciente dan a una persona con A-T la oportunidad de hablar, el discurso es a menudo más fácil de entender que quizás sea esperó.

En este respeto, A-T aparece ser diferente de muchos de los otros desórdenes atáxicos. Es difícil de describir exactamente lo que esta diferencia es, pero los individuos que han visto muchos A-T pacientes han desarrollado el sentido que a menudo escuchando apenas el discurso puede sostener, o puede levantar las dudas acerca de, el diagnóstico de A-T. En la conversación diaria, nosotros utilizamos ambos verbal (discurso) y comunicación no verbal. Comunicación no verbal se refiere a gestos faciales y en persona movimientos que aumentan el significado de lo que decimos o comunicamos aún sin palabras lo que significamos. Aprendemos mucho ocupando de los movimientos de ojo y movimientos faciales sutiles de las personas a quien hablamos. Esto es la razón

por qué nosotros hablamos diferentemente con otros sobre el teléfono que hacemos al hablar "la cara para encarar." Muchos individuos con A-T tiene una cantidad disminuida de estos movimientos expresivos espontáneos de la cara. Los movimientos faciales grandes, tal como una sonrisa o el ceño anchos, se preservan relativamente. La cara más baja parece a menudo parece más ser afectado, para que las cejas puedan retener más expresividad que el resto de la cara. Esta dificultad con la expresión facial puede dar falsamente la impresión que un niño con A-T es poco interesante en, o ignorante de, el tema de conversación. También puede frustrar subconscientemente a oyentes. Los que saben que niños y adultos con A-T aprende bien compensar la pérdida de este otro "canal" de comunicación. Los niños que aparecen poco interesantes en una conversación puede recapitular luego muchos de los detalles esenciales o proporcionar un resumen que describe propensamente toda la interacción.

Las dificultades con tragar y aspiración de alimento y saliva (entrando en la tráquea) son bastante común, especialmente en A-T pacientes sobre la edad de 10 años (ve el Capítulo 7). Por qué aspiración es tan común en A-T es desconocido. Aunque hay algunos rasgos característicos de la dificultad que traga en A-T, es también verdad que los problemas con la aspiración silenciosa ocurren comúnmente en otros desórdenes neurológicos. Los reflejos protectores primarios (por ejemplo. amordazando) del oropharnyx aparece ser los centros y los reflejos normales pero más complicado más altos de tragar pueden ser el foco de la anormalidad neurológica.

Los nervios periféricos

Muchos de los otros desórdenes que son caracterizados por la ataxia tienen una neuropatía, o el daño periférica prominente a los nervios sensorios o motrices que llevan los impulsos entre los miembros y la médula espinal. En acciones esta característica. En A-T, el sensorio y los nervios motrices se afectan. La neuropatía de A-T, sin embargo, es generalmente templado durante los años tempranos de niño, y los primeros signos clínicos de la neuropatía generalmente no son aparentes hasta temprano en la segunda década. Pocos niños son dañados por la neuropatía más allá de los problemas que ellos tienen con el control central del movimiento. Curiosamente, algunos de los individuos con una forma templada de A-T puede tener relativamente más problemas con la neuropatía que con coordinación. En esos individuos, la debilidad y la sensación disminuida en los pies pueden añadir a las dificultades con coordinación central cuando el último desarrolla más lentamente.

 "Remedio" quizás sea del uso a alcanzar las tareas mismas o semejantes que utilizan una estrategia diferente. Ellos son útiles en todas etapas de la enfermedad. 

Algunas Notas acerca de Terapias Neurológicas

Otras secciones de este manual incluyen mucho de lo que se sabe ser de ayuda en A-T. En general, no ha sido útil tratar de mejorar un problema por la instrucción específica en el deterioro. Por ejemplo, escribiendo legibilidad se mejora raramente con la práctica creciente. Sin embargo, hay definitivamente un papel para la terapia a sugerir, evaluar y refinar varios remedio que quizás sea del uso a alcanzar las tareas mismas o semejantes que utilizan una estrategia diferente. Estos remedio es útil en todas etapas de la enfermedad, viene a veces naturalmente, y viene a veces de penetraciones útiles o innovadoras de terapeutas.

En la actualidad, ninguna medicina se ha mostrado para ser útil para los problemas del movimiento en todos pacientes. Las drogas que son útiles en el tratamiento de otros desórdenes del movimiento, tal como la enfermedad de Parkinson, podría ser del uso para pacientes individuales con problemas específicos de movimiento. Esto es un área que necesita la investigación cuidadosa y sistemática.

Alguna nota especial acerca de los problemas con la lectura puede ser del valor aquí. Los problemas con la lectura son relacionados a la dificultad creciente a mover los ojos rápidamente de un punto de la atención al luego. Así lectura casi siempre se queda posible, pero llega a ser finalmente más esfuerzo que vale. Está como tratar de leer un libro al cabalgar en un tren zarandeada – mientras es posible leer, ser difícil de retener lo que se lee y es gozado el proceso. Aunque la lectura sea una parte importante de aprender, puede valer la pena para invertir temprano en el remedio revelador para un tiempo al leer llega a ser más difícil. Cuando un ejemplo, las personas aprenden naturalmente por métodos diferentes. Algunos toman notas cuidadosas; los otros escuchan atentamente conferencias; y los otros duermen por la clase y leen el texto y las

notas de compañeros de clase en medio de la noche. Estas diferencias reflejan probablemente las varias habilidades que estudiantes individuales aprenden a explotar a su mejor ventaja. Aprender de la entrada auditiva – escuchar cuidadoso – no es todos prefirieron medios de aprender, pero para individuos con A-T lo es definitivamente una dimensión de la función neurológica que se queda posible durante muchos años mientras otras habilidades se pierden. Así puede valer la pena para cultivar escuchar crítico aún mientras la lectura es posible, para desarrollar una habilidad que será presente siempre mientras otras áreas llegan a ser más difíciles.

 pueden valer la pena para cultivar escuchar crítico aún mientras la lectura es posible, para desarrollar una habilidad que será presente siempre mientras otras áreas llegan a ser más difíciles.

Yossi Shiloh

Proteínas y genes

Las Proteínas son grandes moléculas compuestas de aminoácidos que controlan la estructura, la función y el ciclo vital de la célula. Generalmente, cada proteína juega un papel específico en la fisiología y estructura celular. Juntas, las proteínas gobiernan el desarrollo y la función de cada célula en el cuerpo.

Cada proteína se produce en la célula según un conjunto de instrucciones contenidas en su gen. El gen, que es un segmento específico de nuestro ADN, determina la estructura de la proteína, así como el momento y velocidad en que se producen. Cada célula tiene sus propias copias de los aproximadamente 100.000 genes que constituyen el cariotipo humano. La tota totalidad de los genes forman parte de  la molécula de ADN. Durante la división celular esta molécula se condensa en estructuras llamadas cromosomas. Los genes y los cromosomas se heredan, lo que significa que se pasan copias de los padres al niño.

Cuándo el gen es estructuralmente normal, la proteína se fabrica en la forma correcta y en el tiempo correcto, y la función fisiológica correspondiente se lleva a cabo apropiadamente. Cuándo un gen es distorsionado por un error (mutación), la proteína o no se produce o lo hace en una versión anormal que no puede llevar a cabo su función especifica. Las consecuencias de las mutaciones pueden ser una malformación congénita, un defecto metabólico o una anormalidad de desarrollo. La A-T es un desorden genético.

El gen A-T

El gen que causa la A-T fue identificado en 1995 y denominado ATM (A-T mutado). Es un gen grande situado en el cromosoma 11 que comprende más de 150.000 bases de ADN y se organiza en 66 segmentos (exones) que contiene la información para la estructura de su producto, la proteína de ATM. Se han encontrado mutaciones en todas partes del gen de ATM en el ADN de los pacientes A-T. La mayoría de las mutaciones que causan A-T impiden cualquier producción de la proteína de ATM. En muy pocos casos intermedios de A-T han sido causados por mutaciones que permiten la producción de cantidades pequeñas de la proteína que por otra parte es ATM normal.

 

 GEN A-T
  • Localizado en el cromosoma 11
  • Compuesto de 150.000 bases de ADN (nucleótidos) y organizado en 66 segmentos (exones)
  • Codifica una proteína que
  • o es muy grande, consta de 3.056 aminoácidos
  • o detecta el ADN dañado (y quizás otros procesos de estrés o daño celular)
  • o regula los mecanismos celulares de reparación y el ciclo vital de la célula

 

 El gen que causa la A-T fue identificado en 1995 y denominado ATM  (A-T mutado).

 

¿Qué hace la proteína ATM?

El descubrimiento del gen de ATM abrió el camino a los grupos de investigación para estudiar la proteína que lo codifica. Esto no era posible antes del asilamiento del gen, puesto que la información contenida en el gen era esencial para la identificación de la proteína de ATM. Por ejemplo, una de las maneras claves para identificar una proteína es desarrollar anticuerpos que se unan específicamente. La producción de tales anticuerpos es mucho más fácil cuando la secuencia del gen es conocida. Otro beneficio de conocer la secuencia del gen es la habilidad de hacer un gen ATM artificial en tubos de ensayo para poder ser introducidas en las células donde se producen grandes cantidades de la proteína ATM. No menos importante son "los ratones maravillosos (knockout)" en los que el gen equivalente al gen humano de ATM se muta, produciendo un modelo animal de A-T. Todas estas herramientas están ahora disponibles para el estudio de la proteína de ATM y sus funciones.

La amplia investigación de la proteína de ATM reveló a una proteína grande compuesta de 3.056 aminoácidos. La proteína de ATM es capaz de interactuar físicamente con muchas otras proteínas en la célula, produciendo las modificaciones químicas críticas que alteran su actividad. De esta manera, una sola proteína como la ATM puede controlar la actividad de muchas "proteínas dianas", cada un responsable de una función diferente. Así, como "Director Magistral de Procesos Fisiológicos" tiene el poder de afectar múltiples funciones en la célula simultaneamente.

 

 Una sola proteína como la ATM puede controlar la actividad de muchas "proteínas dianas", cada una responsable de una función diferente.

 

Fig2-1.png

 

La proteína de ATM se encuentra en el núcleo de las células cerca del ADN. Se encuentra también fuera del núcleo, en el citoplasma, donde está conectado a varias estructuras celulares tales como vesículas. La proteína de ATM tiene dos partes (dominios) que tienen similitud con otras proteínas de función conocida. Una parte de la proteína de ATM (el dominio Rad3) es característica de varias proteínas que responden al daño causado por la radiación y controlan la división celular. La otra parte de la proteína ATM, llamó el dominio PI3-similar a quinasa, es característica de las proteínas que controlan la respuesta celular a señales de crecimiento. La actividad enzimática de ATM reside en ese dominio.

Una de las tareas claves de la proteína ATM es activar las respuestas celulares al daño causado al ADN por la radiación, ciertas sustancias químicas o el metabolismo celular normal. De ahí que los cromosomas de A-T pacientes muestre múltiples roturas, y sus células sean tan sensibles a la radiación. Cuándo la ATM detecta tal daño en el ADN, responde aumentando su actividad bioquímica, que modifica otras proteínas, cada una responsable de una respuesta particular. Una respuesta obvia es la reparación de ADN. Otra respuesta es parar temporalmente la división celular proporcionando tiempo para su reparación. En  las células normales, estas respuestas llevan generalmente a la recuperación del daño causado en la celula y a la supervivencia tras el daño del ADN. Pero si el daño del ADN es demasiado extenso o la ATM no está allí para dirigir la reparación apropiada, algunas células pueden optar por un proceso denominado " muerte celular programada." Como resultado, las células A-T son mucho más sensible a la radiación, y pueden morir o pueden desarrollar múltiples roturas irreparables en los cromosomas. Las funciones de la ATM son importantes en este punto donde se decide si la célula tratará de reparar el daño y sobrevivir, o por contra, morirá.

 

 Una de las tareas claves de la proteína ATM es activar las respuestas celulares al daño causado al ADN por la radiación, ciertas sustancias químicas o el metabolismo celular normal.

 

Fig2-2.png

 

Estando en esta importante unión y controlando otras proteínas en el área - hablando con algunos, recibiendo las señales de otros, y modificando la estructura de otros - la ATM no solo controla la respuesta al daño en el ADN, sino también la de numerosos procesos que controlan la división de celula. No todos estos procesos se entienden. Así, una de las metas principales de los investigadores en A-T es la de identificar otras acciones que la proteína de ATM pueda hacer, y la de otras proteínas con las que interactúa físicamente. Entendiendo las funciones de la ATM y cómo realiza estas funciones, pueden ser posible diseñar drogas que incrementen esas actividades que son dependientes en ATM y que están eclipsadas en su ausencia. Esperamos que sea posible compensar la pérdida de ATM, al menos en parte, aumentando en los pacientes A-T las funciones que normalmente están bajo control de la ATM.

Howard M. Lederman

La A-T es heredada, o transmitida, en las familias del mismo modo en que lo hacen muchas de nuestras características físicas y químicas y que son transmitidas por los padres a sus hijos. Los ejemplos de estas características incluyen el color de los ojos, el color de pelo y las sustancias químicas que determinan el grupo sanguíneo. Los mensajes que determinan éstas, y millares de otras características que hacen a un individual único, son los denominados genes. Los genes se empaquetan a lo largo, de unas estructuras similares a cuerdas denominados cromosomas. Cada célula en el cuerpo contiene todos los cromosomas, y con ellos todos los genes, necesarios para la vida.

Cada una de nuestras células contiene 23 pares de cromosomas, y por lo tanto 23 conjuntos de pares de genes. De cada par un cromosoma se hereda de nuestra madre, mientras que el otro se hereda de nuestro padre. Puesto que los genes están en estos cromosomas, nosotros también heredamos un gen para una cierta característica (tal como el color de ojo) de la madre y un el gen para la misma característica de nuestro padre. Durante la producción del óvulo y del esperma, los 23 pares de cromosomas (46 en total) se dividen a la mitad. Un cromosoma de cada par, y sólo uno, es contenido en el óvulo o el espermatozoide. Cuándo la fecundación del huevo ocurre, los 23 cromosomas contenidos en el óvulo se combinan con los 23 cromosomas del espermatozoide para restaurar el número total a 46. De esta manera, cada padre contribuye la mitad de su información genética a cada descendiente.

Fig3-1.png

Herencia Autosómica Recesiva

A-T es un trastorno autosómico recesivo. Esto significa que la enfermedad sólo puede ocurrir si los dos genes anormales (uno de cada padre) están presentes en el paciente. Si un individuo hereda sólo un gen para A-T, entonces será un portador pero tendrá A-T. Nadie es responsable de estos genes anormales. De hecho, cada uno de nosotros tenemos anormalidades (mutaciones) en muchos genes diferentes que podrían causar una enfermedad si se presentaran duplicados. Afortunadamente, en la mayoría de los casos, nosotros tenemos una copia normal del gen en su cromosoma parejo, y un gen normal suele ser suficiente para prevenir la enfermedad.

En este momento, está poco claro si los portadores de A-T tienen alguna anormalidad. No hay los problemas aparentes con el cerebro ni el sistema inmunológico. Si hay un riesgo aumentado para el cáncer entre portadores, pero parece suponer un pequeño aumento respecto a los individuos que no son portadores.

 A-T es un trastorno autosómico recesivo. Esto significa que la enfermedad sólo puede ocurrir si los dos genes anormales (uno de cada padre) están presentes en el paciente.

En la herencia autosómica recesiva, podemos encontrar hermanos y hermanas afectados. Hombres y mujeres se afectan con igual frecuencia. Ambos padres llevan el gen de la enfermedad aunque ellos están sanos. La figura ilustra cómo opera esta clase de herencia en A-T.

 A-T ES UN TRASTORNO AUTOSÓMICO RECESIVO
  • ocurre cuando un individuo hereda uno gen A-T de cada uno de sus padres.
  • Cuándo padres de portador tienen a niños, hay

1 posibilidad entre  4 (25%) para un niño con A-T

2 posibilidades entre 4 (50%) para un niño que es un portador

1 posibilidad entere 4 (25%) para un niño no afectado.

  • Los portadores A-T son generalmente normales, pero pueden tener un riesgo aumentado para el cáncer de mama 

 

 Los padres portadores pueden tener tres tipos de niños diferentes:
  • El Niño con A-T :
  • Niño portador
  • Niño Normal 

Los padres portadores pueden tener tres tipos diferentes de niños con respecto a la A-T. Cuando se produce un óvulo o espermatozoide, una copia u otra es escogida de cada cromosoma de forma aleatoria para ser empaquetada. Así, la madre puede producir dos clases de óvulos – uno que contiene el gen de la A-T y otro que contiene el gen normal. De igual forma, el padre puede producir dos clases de espermatozoides - una clase que contiene el cromosoma que lleva el gen de la A-T y otra que contiene el gen normal.

Si un óvulo que contiene el cromosoma A-T se combina con una espermatozoide que contiene el cromosoma con A-T el, ese niño tendrá A-T porque él/ella tiene los dos genes para A-T y ningún gen normal para contrarrestarlos.

Si un huevo que contiene el gen A-T combina con un espermatozoide que contiene un cromosoma normal entonces el resultado es un niño portador; ya que con una copia normal del gen es suficiente para prevenir los síntomas de la A-T.

 El resultado de un embarazo no está influido por el resultado de un embarazo previo.

De igual forma, si un óvulo que contiene el gen normal se combina con una espermatozoide que contiene el cromosoma que lleva el gen A-T, también se origina un niño portador.

Si un huevo que contiene el cromosoma normal se combina con un espermatozoide que contiene el cromosoma normal, un niño normal, que es ni un portador ni tiene la enfermedad, es originado.

Las posibilidades de que un óvulo dado se combine con un espermatozoide dado son completamente aleatorias. Según las leyes de la probabilidad, la probabilidad para que cualquier embarazo de padres portadores resulte en cada uno de los diferentes tipos es así:

Niño afectado - 1 entre 4 posibilidades o 25%

Niño de portador - 2 entre 4 posibilidades o 50%

Niño normal - 1 entre 4 posibilidades o 25%

Se debe advertir que el resultado de un embarazo no está influido por el resultado de un embarazo previo. Así como cuando lanzamos una moneda al aire, el hecho de obtener "cara" en el primer lanzamiento no significa que se obtendrá "cruz" después. De forma similar, si usted tiene un niño con A-T en su primer embarazo no está garantizado que un niño sea normal o portador con su segundo embarazo; sus posibilidades de tener a un niño con A-T siguen siendo del 25 por ciento o de 1 entre 4 con cada embarazo. Señalar también que un hermano sano de un niño con A-T tiene 2 posibilidades de 3 (67%) de ser portador.

Las Opciones reproductoras

Después que un niño con A-T es diagnosticado, muchas familias se enfrentas ante una elección difícil sobre embarazos futuros. El riesgo de que otro niño esté afectando es del 25 por ciento. Estas posibilidades resultan desfavorables a muchas familias, especialmente cuando se une a la falta de tratamientos específicos para la A-T. Estas decisiones son personales, aunque se puede obtener una información hablando con los médicos que atienden a su niño. En la mayoría de las familias con un niño que tiene A-T, alguna forma de diagnóstico genético prenatal es posible realizar de forma temprana en un embarazo de riesgo. Si un se identifica feto afectado durante el trimestre primer o a principios del segundo, la pareja puede decidir entonces si desean continuar el embarazo.

Hay alternativas a este proceso. Algunas parejas ante el riesgo para desórdenes recesivos eligen utilizar esperma de donante por un proceso denominado inseminación artificial. Utilizando la esperma de alguien no relacionado con el padre de la progenitura afectada, el riesgo se reduce substancialmente dado que el donante es improbable que sea portador para un mismo problema.

Algunas parejas optan por adoptar un niño, dado que no desean otro embarazo propio. Aunque este proceso pueda ser frustrante y largo, muchas parejas tienen éxito en localizar un bebé o a un niño que unir su familia.

Finalmente, la opción de mantener el tamaño de la familia puede parecer el mejor a otras parejas. Bien porque la posibilidad de tener otro niño afectado es inaceptable o porque las demandas actuales de la familia son altas, la expansión familiar puede no desearse. La consideración cuidadosa de estas opciones es importante antes de adoptar decisiones. Además, la consulta periódica con el personal médico puede ser útil para mantenerse al corriente de los avances médicos más recientes que podrían proporcionar potencialmente más información para su familia.

Recomendaciones para Identificar a Portadores A-T

La pregunta surge con frecuencia en cuanto a si miembros de la familia, tales como tías, tíos, primos y hermanos, deben ser analizados para determinar si son o no portadores. Esta es una pregunta muy compleja y requeriría una discusión extensa para elaborar todos los aspectos personales que se deben considerar. Puesto que no tenemos las estrategias efectivas para la prevención ni las de intervención para el riesgo potencial del cáncer de mama, no sabemos cuánto beneficio evidente surge de que alguien sea conocedor de que es un portador A-T. Esto es especialmente verdadero dado que las recomendaciones actuales derivadas de la investigación del cáncer de no son muy diferentes para los portadores A-T comparados con la población general.

Una segunda razón es que algunos individuos desean conocer si son portadores A-T porque quieren evitar casarse con otro portador A-T y tener a un niño con A-T. El riesgo de un hermano sano es un portador es 2 en 3; el riesgo de que una tía o un tío sea portador es de 1 entre 2. La probabilidad de casarse con otro portador A-T es aproximadamente 1 en 200, y la oportunidad de que dos portadores tengan a un niño con A-T es 1 de 4. Así, la oportunidad de que un hermano o un tía/tío de un paciente A-T que se casa con un no portador A-T y tiene un A-T niño es aproximadamente 1 en 1.200. Esto es un riesgo pequeño cuando se compara con un riesgo del 1 por ciento de un defecto severo del nacimiento en cualquier embarazo. Además, aunque no es técnicamente difícil averiguar si un pariente de un paciente A-T es un portador, es en la actualidad técnicamente muy absorbente conocer si alguien de la población general es un A-T portador. Hay también aspectos complicados más allá del alcance de esta discusión con respecto al cribado de niños aún no nacidos para A-T. Por el momento, un cribado general para esposos potenciales no es ofrecido por ningún laboratorio y, como se ha discutido arriba, puede que en realidad, no sea una forma lógica de actuar. Esto puede cambiar algún día conforme el conocimiento de la A-T y la tecnología avancen. 

 La herencia A-T de portadores es generalmente normal pero pueden tener un riesgo aumentado para el cáncer de mama.

Howard M. Lederman y Thomas O. Crawford

La ataxia-telangiectasia (A-T) es un desorden degenerativo raro cuyos inicios comienzan a hacerse patente durante la niñez. Es una enfermedad complicada que afecta a varias partes del cuerpo, especialmente al cerebro y al sistema inmunológico.

La A-T es una enfermedad progresiva, lo que significa que los síntomas empeoran con el tiempo. La mayoría de los afectados con A-T teminarán por necesitar una silla de ruedas y de ayuda para realizar actividades cotidianas.

Aunque la primera comunicación en la literatura científica data de 1926, la A-T sólo ha sido estudiada sistemáticamente desde la década de los 60. Se han ido realizando nuevos descubrimientos, que nos permiten entender y manejar mejor la enfermedad. A pesar de su rareza, la A-T es de gran interés para los científicos, porque sus múltiples y diferentes facetas pueden proporcionar indicios acerca de otros problemas de salud más frecuentes, tales como otras enfermedades neurológicas, el cáncer, la inmunodeficiencia o el envejecimiento.

Signos y síntomas

La A-T se caracteriza por un conjunto de signos y síntomas que son distintivos, pero varían ampliamente en severidad de caso a caso. Las manifestaciones de A-T comienzan a empeorar tras unos años. Sin embargo, la intensidad y naturaleza del empeoramiento no son previsibles.

Las características más obvias de A-T son la pérdida del equilibrio y coordinación (la ataxia), y la apariencia de grupos de vasos sanguíneos en la esclerótica del ojo (telangiectasias) que los hacen parecer llenos de sangre.

La constelación de signos y síntomas incluyen los siguientes:

  • Marcha anormal (la ataxia) y la postura: El niño con A-T aparece típicamente normal hasta que comienza a andar. Su marcha típica es tambaleante, y el pequeñín puede tener gran dificultad en mantenerse sentado sin balancearse. Estos problemas pueden ser fijos o mejorar aún durante unos pocos años, pero finalmente la marcha y la postura empeoran. Más tarde, los niños con A-T pueden desarrollar movimientos anormales adicionales - temblores; tirones o movimientos incontrolables de las manos y brazos (corea); grandes torsiones en los movimientos de brazos y piernas (atetosis); o posturas difíciles y retorcida (distonía).
  • Dificultad en el habla (disartria) y babeo: El niño con A-T puede presentar problemas en la pronunciación desde muy temprana edad, pudiendo empeorar de forma muy individual en cuanto a su intensidad. A pesar de los problemas de pronunciación, la persona con A-T puede comunicarse todavía, aunque conversar pueda ser un desafío.
  • Deglucióntragar- anormal (disfagia): Cuando los niños con A-T alcanzan la adolescenica, la mayoría de ellos presentan dificultades para masticar el y tragar líquidos. A veces, el alimento o líquido puede entrar en la tráquea.
  • Dificultad en los movimientos oculares (apraxia oculomotora): Aunque la visión sea generalmente normal, las personas con A-T desarrollan dificultades en el control y movimiento de los ojos. Finalmente, muchos niños tienen problemas de lectura y en el seguimiento de objetos en movimiento.
  • El Intelecto: Aunque la inteligencia sea difícil de medir, algunos niños con A-T no hacen los test de inteligencia tan bien como la norma de otros niños de su edad. La enfermedad puede enlentecer los procesos del cerebro y causar que la persona necesite más tiempo para pensar. Además, la A-T causa una expresión facial característica que puede convencer a otros que el niño afectado es "lento" o no está atendiendo. Algunos niños con A-T asisten a las escuelas convencionales; otros  necesitan de instalaciones especiales en la escuela en parte o en todo el día lectivo.

 

 Signos y Síntomas
  • Posturas y marcha anormales
  • Pronunciación anormal y problemas en el habla
  • Dificultad en los movimientos oculares.
  • Telangiectasias
  • Inmunodeficiencia
  • Predisposición al cáncer
  • Retraso en el crecimiento. 

 

Fig1-1.png

  • Piel: Los grupos de vaso sanguíneos (telangiectasias) aparecen generalmente en la esclerótica de los ojos cuando el niño tiene de cinco a ocho años de edad. Algunos niños con A-T, sin embargo, no las desarrollan hasta más tarde, o no aparecen nunca. Estos grupos de vasos sanguíneos les confiere un color sanguinolento a los ojos (ojos rojos). La piel, especialmente en áreas expuestas al sol, pueden mostrar los signos de envejecimiento prematuro (progeria). La piel de la cara, las manos y los pies pueden desarrollar manchas claras u oscuras que se ven más a menudo en la piel de personas de edad avanzada. Los niños pueden desarrollar pelos grises.
  • Sistema inmunológico: Más de un 80% de las personas con A-T presentan algún grado de inmunodeficiencia (concentraciones bajas de inmunoglobulina y/o glóbulos blancos en la sangre) lo que aumenta la susceptibilidad a las infecciones. El grado de inmunodeficiencia puede variar extensamente entre personas con A-T, en algunos la afectación es muy ligera mientras que en otros los problemas son más severos. La inmunodeficiencia normalmente es estable durante la vida pero puede empeorar con el tiempo.
  • La predisposición para desarrollar el cáncer: El riesgo de desarrollar cáncer durante la vida es tan alto como el 30 por ciento (uno de cada tres pacientes) en los individuos con A-T. Esto es unas 1000 veces más probable que en individuos normales de la misma edad. La mayoría de los cánceres implican al sistema inmunológico (linfomas), y la anormalidad del gen A-T puede dificultar el tratamiento respecto a otros individuos.
  • Sistema de Crecimiento y endocrino: La mayoría de los niños con A-T crecen más lentamente que sus iguales. La relación peso altura disminuye con el transcurso de los años, en parte debido a dificultades de alimentación y tragar. La pubertad se puede demorar o ser incompleta.

Cómo se diagnostica la A-T

Como una enfermedad rara que es, la A-T puede ser difícil de diagnosticar. A menudo, los niños con A-T son confundidos con aquellos que tienen parálisis cerebral u otros desordenes neurológicos tales como la ataxia de Friedreich. La A-T es diagnosticada con pruebas físicas y exámenes de laboratorio. Una prueba importante de laboratorio es la medida del suero la alfa feto-proteína (AFP), cuyo nivel es generalmente alto en personas con A-T. Las pruebas del laboratorio se pueden hacer también para buscar la sensibilidad aumentada a las radiaciones. Los glóbulos blancos de A-T pacientes son más propensos a desarrollar roturas en los cromosomas o a morir después de la exposición a radiaciones en el laboratorio que los glóbulos blancos de otros individuos.

Incidencia

A-T es una enfermedad muy rara, que ocurre en ambos géneros, entre todas las razas, en todos continentes alrededor del mundo. La incidencia de A-T en los Estados Unidos ha sido estimada comprendida entre 1 en 300.000 y 1 en 40.000 personas. Al Proyecto de Niños con A-T (The A-T Children’s Project) le constan aproximadamente 350 niños con A-T en los Estados Unidos.

 La A-T es un el desorden autosómico recesivo causado por un gen defectuoso en el cromosoma 11.

Causa

La A-T es un desorden autosómico recesivo causado por un gen defectuoso en el cromosoma 11. Para desarrollar A-T, una persona debe heredar dos copias anormales del gen, uno de cada progenitor. Al gen responsable de A-T se le denomina ATM, por Ataxia-Telangiectasia Mutado. El gen ATM produce una proteína grande denominada proteína ATM. Las personas con A-T tienen genes defectuosos en ambas copias del cromosoma 11 y por lo tanto no producen la proteína. Los científicos estudian intensamente el gen ATM y su proteína, tratando de aprender más acerca de lo que hace, cómo lo hace, y por qué su ausencia causa los problemas observados en los afectados por A-T.

El curso de la enfermedad

Entre los signos más tempranos de la A-T se encuentra la dificultad con el control de la postura del cuerpo y del movimiento. A menudo se hace patente cuando el niño comienza a caminar. Aunque todos los niños jóvenes son inestables cuando comienzan a andar sus primeros pasos, los padres a menudo advierten que el niño con A-T no parece mejorar. Algunos niños con A-T pueden comenzar a andar después de lo que es normal. El niño puede mantener el equilibrio con dificultad, es incapaz de pararse sin oscilar de aquí para allá, y la caída o el tropiezo es frecuente.

El curso de los problemas neurológicos en A-T es sumamente variable entre individuos. La mayoría de ellos parecen mejorar un poco en los años preescolares pero más lentamente de lo que es normal. Esto sucede habitualmente en la parálisis cerebral, lo que a menudo origina errores diagnósticos durante estos años debido al reconocimiento de este patrón de desarrollo. En los últimos años preescolares o escolares tempranos algún aspecto de funcionalidad empeora. Los niños pueden tener más dificultad al andar y con el equilibrio, aparecen nuevos problemas como dificultad para escribir, movimientos excepcionales del ojo o mayores dificultades con el habla. Los problemas nuevos, o la aparición de telangiectasias en el ojo, a menudo conducen a nuevas investigaciones y el diagnóstico apropiado de A-T. Con el tiempo, muchos de los problemas empiezan a ser más prominentes y surgen las dificultades con movimientos incontrolables de extremidades o tronco.

La mayoría de las personas con A-T son susceptibles a infecciones de los senos nasales (sinusitis) y del pulmón (la bronquitis o la pulmonía). También tienen un riesgo más elevado de desarrollar tumores o cánceres, especialmente los que afectan al sistema inmunológico, tales como los linfomas.

El curso de A-T varía extensamente. Algunos individuos con A-T han crecido asistiendo al colegio, viven independientemente, y unos pocos han sobrevivido hasta los 50 y 60 años, pero en la mayoría de los casos la evolución no es tan buena. El curso de la A-T varía extensamente.

Tratamiento

En la actualidad no existe tratamiento para la A-T. El tratamiento es de naturaleza paliativa, para prevenir las infecciones y otras enfermedades, y para ayudar a la persona a permanecer tan activa y funcional como sea posible. A los niños con A-T se les debe animar para que asistan a la escuela y mantengan un estilo de vida tan normal como sea posible.

Se pueden prescribir medicinas para tratar los movimientos anromales de brazos y piernas. Sin embargo, ninguna medicina ha demostrado científicamente que ayude con los síntomas fundamentales de la enfermedad. Los padres y miembros del equipo de asistencia médica deben estar atentos a infecciones sinusales y pulmonares para comenzar con el tratamiento adecuado inmediatamente. Puede ser de ayuda, el prestar una atención especial a los problemas de nutrición y al tragar.

Las personas con A-T se pueden beneficiar tanto de la fisioterapia como de la terapia ocupacional para ayudar a conseguir el mayor grado de funcionalidad posible. La terapia del habla y el lenguaje pueden ayudar a las personas con A-T a comunicarse más efectivamente. Existen una serie de tecnologías adaptativas capaces de ayudar a mejorar el desempeño y la habilidad en el aula o en el hogar. En términos generales, las terapias trabajan ayudando a los niños con estrategias y con la práctica para que usen mejor las habilidades motrices que poseen, y para suministrar ayuda en el desarrollo "del trabajo del entorno" para permitir mejorar la funcionalidad a pesar del deterioro motriz. Ninguna forma de terapia, aún cuándo se haga de una manera muy intensiva, parece alterar la velocidad de la enfermedad neurológica fundamental.

 Traducción de http://www.ataxiatelangiectasia.es del original en inglés localizado en http://www.atcp.org/Clinical/Chap1.pdf